Acrílicos

 La pintura acrílica está compuesta por un material plastificado de secado rápido, y sus pigmentos, que están en una emulsión de un polímero acrílico, están conformados por una resina sintética. Se puede usar tanto con abundante pintura como con abundante agua. También se puede usar de manera diluida, consiguiendo así unas transparencias parecidas a las acuarelas. 

Los acrílicos son de secado rápido y resistentes al agua aunque sean solubles en ella y al secarse cambia un poco el tono, más que en el óleo.